sábado, 19 de abril de 2014

BOLLO DE PASCUA DE AVILÉS.

A finales del s. XVII los veleros que zarpaban para "hacer las américas" desde los puertos asturianos, llevaban entre sus provisiones un pan endulzado que debido a sus características se conservaba largo tiempo sin enmohecer.
Los Astures lo diferenciaban de la "Boroña" (elaborada con harina de maíz), dándole el nombre de "bollo" y "marañuela" (ésta de Avilés sin confundirla con la marañuela de Luanco y Candás). 
Tanto la marañuela como el bollo se amasan con harina de trigo, manteca de vaca, azúcar y huevos junto con algún otro ingrediente que matice su sabor.
En Avilés este bollo ancestral evoluciona en delicia repostera presentándose glaseado de azúcar con el nombre de "bollo mantecado". Este dulce se ha convertido en el símbolo gastronómico de la Fiesta del Bollo (declarada de Interés Turístico Nacional), fundada en 1893 para celebrar la Pascua de Resurrección. Es, desde hace muchas generaciones, el tradicional regalo que madrinas y padrinos de la zona entregan a sus ahijad@s por estas fechas. 
(+ info)


ELABORACIÓN:

  • Esponjar la mantequilla en pomada con el azúcar.
  • Añadir poco a poco el huevo (procurar que no esté frío para que la mezcla no se disocie).
  • Agregar la harina tamizada (resultará más esponjoso si se incorpora un poco de impulsor). La mezcla ha de resultar fina y homogeneizada.
  • Verter la mezcla en los moldes típicos. La forma que tienen imita la de un trébol de cuatro hojas, símbolo de buena suerte.
  • Cocer a unos 200º teniendo en cuenta los tamaños.
  • Elaborar la glasa trabajando el azúcar con unas gotas de limón y el agua. Debe quedar ligeramente denso (se rectificará añadiendo más agua o azúcar). Colocar los bizcochos en forma de torre, glasearlos y dejar que sequen. 
  • Decorar con bombones, plumas, figuras, fruta confitada...

(AGRADEZCO LA AYUDA DE MI ALUMNA CRISTINA M. POR LA INFORMACIÓN, POR EL APOYO LOGÍSTICO Y POR CONSEGUIRME LOS MOLDES).

No hay comentarios:

Publicar un comentario